Ey!! que todavIa no nos hemos ido!!!

Mandala Serendipity

Digo yo que todavía no nos hemos ido… no?… es extraño, la verdad he estado una buena cantidad de años aquí, en España, y nunca pensé que podría llegar a pensar o escribir que, en el fondo, nunca fuimos bien hallados ni bien recibidos.

Extraño no? pues no lo sé, he intentado no padecer de delirio de persecusión y nunca creer que la actitud negativa de alguien pueda estar basada en mi (nuestro) origen geográfico, pero me temo que hoy puedo decir que no siempre he estado en lo cierto y que, mejor, lo que he hecho es hacerme “la tonta” durante todo este tiempo. He pasado por alto malas caras y falta de atención en algún supermercado, zapatería o autobús, pensando que era un “mal-tirado” o alguien con mal humor…

Sin embargo…

Ayer, nuestra hija Zara me contaba, bastante molesta cómo se había enterado por unas compañeras del colegio lo que otro compañero (que ha comido en nuestra casa, a quien hemos tenido por un buen amigo de nuestra hija y con cuyos padres tenemos una relación “cordial”), había dicho, a su vez, de nosotros. Palabras mayores que no merecen repetirse, pero ciertamente no creo que sean gratuitas y mucho menos inventadas, es decir, en su entorno, familiar por ejemplo, han comentado eso de nosotros.

Ja! qué gracia! … creo que a los padres de los compañeros de nuestra hija, les ha llegado a parecer “insultante” nuestra posición de “profesionales-estudiantes-becados-con conexión a internet-ordenadores-y paciencia con sus hijos”… por Dios! cómo resultamos amenazantes para su status quo!

(@_@)

Pero es que me he hecho la vista gorda a esta situación, aún cuando me he dado cuenta, luego de mucho darle vueltas al tema que, en realidad, aunque tenemos amigos españoles, nunca acabamos entrando en su círculo.

No es como cuando en Venezuela llega algún extranjero… sé que las cosas han cambiado, pero no solemos intentar incorporarlo a nuestras actividades?? (claro, a veces nos pasamos de invasores, pero bueno, la intención también cuenta, jeje)…

No se puede negar, el español es cordial, es, al menos el que hoy en día tiene 30 años, todavía respetuoso (algunos menores de esa edad deberían pasar por un programa de corrección de modales, porque su irrespeto es insultante para con esta sociedad que les da absolutamente todo)… pero el Español, salvo muy contadas excepciones (que afortunadamente nosotros tenemos también en nuestro acervo), y asumiendo que las generalizaciones son malísimas pero ayudan; el español, decía nunca te incorpora en su grupo de amigos, aunque está dispuesto, generalmente, a “echarte” una mano. Es raro cuando se compromete como amigo. (hey! gente de REDES … creo que de esto se ha hablado no?? grupos de apoyo a inmigrantes —>-aunque mi familia no sea inmigrante-)

Hoy repaso mi vida personal, social, académica, y me doy cuenta que hay tantas cosas que han podido cuadrar y no han cuadrado, y realmente creo que tiene que ver con algo que se me escapa de las manos y que tampoco puedo ubicar directamente con mi procedencia geográfica. He intentado aceptar las costumbres de este país en el que he vivido mucho tiempo, no mimetizándome o “aculturizándome”, he respetado sus horarios, sus formas de trato (yo sigo siendo cortés aún en las cafeterías, lo cual es, la mayoría de las veces un caso perdido), y he aprendido que una madre que llama “idiota” a su hijo, en realidad no le quiere decir “egocéntrico” sino “pendejo incurable”, y que ni se entera del daño que le hace insultar a un pequeño o agredirlo físicamente en público, porque sencillamente, en líneas generales, hay poco afecto hacia los niños, y cuando crecen poco afecto pueden dar.

Sin embargo, y esto no es un sentimiento estrictamente personal, a veces uno se siente como en una isla, y no porque no nos relacionemos. “El español no es leal” me decía alguien en estos días, y lo he oido incluso más radical, hoy me escribió una amiga: “(…) yo estoy plenamente convencida que la raza iberica es extraña, que son complicados que no son amigos de nadie, que no se puede contar con ellos, que son arrogantes y que se creen la tapa del frasco…he conocido tantos españoles en mi vida y me convenzo cada dia mas de mi creencia, hombres y mujeres estan cortados por la misma mano y tijera (…)” …. Quien así habla es de ascendencia húngara -digo, alguna idea de extranjeros tendrá :)-…

No se … la verdad no creo que sea algo que tenga que ver con “razas”… creo que hay un tema importante y es la falta de “apego” por las cosas, por la gente y los lugares. Lo he dicho antes… quien no recibe cariño, no lo puede dar, y es cierto. Nuestro país tiene un largo camino que recorrer antes de alcanzar la paz social y política, pero, generalmente, a nuestros hijos, les damos cariño, protección, afecto y les infundimos el respeto que queremos transmitan ellos a sus hijos, si deciden tenerlos. Yo tengo la impresión que aquí la dejadez por la educación es tal, la cultura del “no pasa nada” está tan arraigada en la gente de esta ciudad en la que vivo, que les está comiendo lo más hermoso que tiene la vida: lograr trascender por los compromisos que asuman con los de su entorno.

La cultura del “no pasa nada” merece un post íntegro para ella sola, así que lo dejo para luego.

Sólo quería decir que me deja un mal sabor de boca las caras feas, los saludos no devueltos, las miradas de envidia, los comentarios inoportunos… detalles de la convivencia que me dejan una penita al darme cuenta cómo esta sociedad vive con una facilidad enorme y una arrogancia tremenda su pertenencia al primer mundo.

4 comentarios en “Ey!! que todavIa no nos hemos ido!!!

  1. Dania dijo:

    Lo has resumido muy bien mi amiga, y es una pena por ellos. Lo bueno que nos queda a nosotros es seguir siendo auténticos, aunque de los demás no recibimos la misma autenticidad, y seguir trabajando con nuestros niños desde el amor y la calidad, con ellos podremos tener el futuro que nuestros países merecen.

  2. A todos nos da mucha tristeza. Todas las generalizaciones son malas y, en el fondo, cada uno tiene experiencias hermosas y rescatables con Españoles que, además de ser corteses, han sido no sólo solidarios sino, incluso, comprometidos con eso que llamamos “amistad”.

    Sería injusta si no lo reconociera. En nuestro caso, tenemos un par de excelentes ejemplos de que la excepción puede confirmarte la regla … y estoy convencida de que muchos amigos nuestros también tienen excelentes amigos españoles…

    Sin embargo, y nuevamente generalizando… el clima que se respira no siempre es el de complicidad para con el viajero (prefiero viajero a “inmigrante” porque muchos, los que estamos “de paso”, no nos sentimos inmigrantes)… No hay que negar que el Español -nuevamente generalizando- reacciona, y muy bien, ante las dificultades y calamidades puntuales de una manera realmente envidiable.

    Pero la cultura del “no-pasa-nada” y el andar a “su bola” les está socavando la capacidad de compromiso personal a nivel individual.

    Un gran abrazo!

  3. Oye..conocí tu blog por casualidad, ¡Qué interesante post!. Me parece que hay algo de complejo de inferioridad en esa “arrogancia” de algunos españoles.
    En el fondo se siente algo inferiores que otros europeos y no terminan de asimilar que los “sudacas” le dieron bastante de comer en la época de Franco y la Guerra Civil.
    Básicamente, aprender de otras culturas le dará mayor background a tus hijos.
    Saludos y un placer conocerte.
    Fran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s