¿Cuál unidad?

Desde hace días quiero hacer una breve interrupción en mis labores actuales para escribir algo acerca de cómo se han venido seleccionando los candidatos para las próximas elecciones regionales.

Ayer comentaba que me resultaba insólito haber escuchado en una radio local, mientras hacía uno de mis viajes diarios al hospital en transporte público, tres participaciones de tres candidatos a gobernador, todos por cuenta de la llamada “unidad” “necesaria” en estos momentos. Uno era Léster Rodríguez, con su slogan: “Un rector para Mérida” (como si alguien con poca destreza manejando la ULA pudiera estar al frente de la conducción del Estado con un criterio orgánico.. en fin), el segundo Teodoro Vielma, con su alarmista “Ciudadanos, ciudadanas, la Unidad está en peligro” (me pregunto ¿quién la pone en peligro.. además de los mismos que tanto la buscan?)  … y Lubin… perdón, olvidé el nombre de quien permitió que se pintara en algunas esquinas de la ciudad de Mérida de blanco unos afiches fotográficos que me resultan sencillamente hermosos porque recrean tradiciones de finales del siglo 19 y comienzos del 20 en Mérida, para pintar las letras de su nombre…

Todos tres coincidían en estas palabras pronunciadas por un locutor luego de su nombre: “él conoce el Estado, le duele el Estado, las necesidades del pueblo son las suyas, y quiere luchar por ellas” … palabras más, palabras menos … Siendo tan rico el castellano como es, y diverso en palabras, llama la atención el que tres personas que no se ponen de acuerdo entre sí, hayan coincidido en las palabras utilizadas para chantajear al pueblo en su oficio de plañideras electorales.

¿Qué sentido tiene escuchar hablar de “unidad” a quienes durante tanto tiempo han venido haciendo un discurso en pro de la división? … Me fastidia que me quieran tomar por tonta. El problema no es la “unidad”, sino que es una palabra sin sentido para quienes la presentan. Hay algo mucho más cercano, con todas nuestras diferencias internas en quienes simpatizamos con el PSUV que entre quienes llevan años diciéndonos que nos quieren separar y dividir. No, por Dios, ese juego no podemos seguir haciéndolo.

Para mí, tristemente además, esto no es sino parte de la locura (debería decir esquizofrenia) en que vivimos: algunos buscan hacer cosas proyectándose hacia una utopía, y otros, sencillamente, viendo esa utopía inalcansable, creen que están viviendo en algo que sienten es la realidad, pero que no llega a ser más que una pantomima de un mundo paralelo, situación que, lamentablemente repercute en cuanto vivimos, pues genera más descontento y frustración en algunos y eso se va proyectando como si fuera el descontento de muchos. El corolario de esta situación (al menos por ahora), pude verla anoche por televisión cuando, haciendo mi deporte favorito: zaping, caí en ULA tv. En realidad dejé el canal de la ULA porque me resultó llamativo que fuera el único canal regional con propaganda electoral … ¿a que no saben de quién? … del que se presenta como “Un rector para Mérida”!.

En fin, en ese canal estaban entrevistando al “candidato” a Alcalde por Primero Justicia, de apellido Massini. Su slogan es: “Una ciudad limpia y sin colas”. Hablaba muy rápido, con una gerga que hacía unos 15 o 20 años no escuchaba en el argot político, con lo cual me recordó a algunos candidatos de la época, pero dijo algunas cosas que resultan, sencillamente, reveladoras:

  1. Afirmó conocer “Algunos estudios serios que afirman contundentemente que Mérida es una ciudad más larga que ancha” (Dah!)
  2. Además, se quejó de que “Mérida es la única ciudad del mundo en donde el transporte público tiene que pedirle permiso al tráfico automotor para circular” (Concho… pienso en las pocas ciudades fuera de Mérida que he podido visitar y, salvo en el caso del metro, en todas las ciudades, el transporte masivo superficial es así, ¿no?)
  3. Habló extensamente de la posibilidad de construir vías alternas para aliviar el tráfico. De todas ellas me resultaron llamativas dos:

a. Conectar la Urb. Don Luis con San Jacinto por una vía que llamó “Perimetral”. Indicó que esto implicaría algunas expropiaciones de casas, en especial en la zona de San Jacinto pero que no importaría tanto (me reservo mis comentarios por la audiencia de este blog, poca o mucha no se, pero algún respeto merece), y que al final costaría mucho menos que el Metropolitano (creo que hace poco deporte, porque allí hay mucho más que un estadio de fútbol). Yo, en lo personal, escucho “perimetral” y se me paran los pelos… aún tengo muy frescas en la memoria las imágenes de la Vaguada del 2005…

b. Hacer la vía del Trolebús por el río Albarregas. Eso implicaría REHACER la vía del trolebús … como si fuera poco el beneficio actual (aún funcionando con muchas cosas por mejorar y a medias por no tener su recorrido completo). Eso, decía, posibilitaría, incluso, recuperar el río y hacer allí caminerías y no sé cuantas cosas más. La chica que lo entrevistaba preguntó sobre los costos ambientales y dijo que, sabía que serían “pocos” …

En fin que el plan “Una ciudad limpia y sin colas” comienza por rehacer lo hecho hasta ahora, ignorar las advertencias sobre riesgos y desastres y, además, desmejorar la calidad de vida de todos quienes vivimos aquí por un período mucho mayor que la duración de su mandato como alcalde … Eso sí, aseguró que eran propuestas y que quería debatirlas con todos, y que todos propusiéramos cosas que hacer en Mérida.

En fin, decía antes que escuchaba con asombro esto mientras relfexionaba sobre el ridículamente complejo que se estaba poniendo el panorama ante algo que es sumamente sencillo: escoger un candidato. Estos días de viajes continuos fuera de casa me han servido para pulsar en algo el ánimo político de las personas con las que tropiezo antes de entrar al P28. Creo que, en buena medida, a muchos en la oposición les están haciendo un juego que les deja en una posición muy triste, es el juego de hacerles creer que votarán por quien ellos, finalmente, decidan que se vote. Digo esto porque veo que a muchos se les hace cada vez más clara la falta de disposición y voluntad en la oposición por hacer algo… cualquier cosa, que implique un esfuerzo conjunto.

Me gustaría revisar otras propuestas o cosas similares a eso que presenten los otros candidatos de la “Unidad” … pero lamentablemente, ni siquiera para quienes ya contamos con candidato, nos queda claro qué se está pensando o cómo ayudar a pensar las cosas que se propondrán como programa de gobierno…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s