R e l a x …. …. …. con una sonrisa de Abril en los ojos ….

Prayer to Practice the Golden Rule

May I be an enemy to no one and
the friend of what abides eternally.
May I never quarrel with those nearest me, and
be reconciled quickly if I should.
May I never plot evil against others, and
if anyone plot evil against me,
may I escape unharmed and
without the need to hurt anyone else.
May I love, seek and attain only what is good.
May I desire happiness for all and harbor envy for none.
May I never find joy in the misfortune of one who
has wronged me.
May I never wait for the rebuke of others,
but always rebuke myself until I make reparation.
May I gain no victory that harms me or my opponent.
May I reconcile friends who are mad at each other.
May I, insofar as I can, give all necessary
help to my friends and to all who are in need.
May I never fail a friend in trouble.
May I be able to soften the pain of the
grief stricken and give them comforting words.
May I respect myself.
May I always maintain control of my emotions.
May I habituate myself to be gentle, and
never angry with others because of circumstances.
May I never discuss the wicked or what they have done,
but know good people and follow in their footsteps.

Eusebius of Caesarea

Oración para practicar la Regla de Oro

¿Puedo ser el enemigo de nadie y
el amigo de lo que permanece eternamente?
¿Puedo nunca pelear con mis más cercanos, y
reconciliarme con rapidez si debo?
¿Puedo desear nunca el mal contra los demás, y
si alguien desea mal contra mí?
¿Puedo escapar ileso y
sin necesidad de herir a nadie?
¿Puedo amar, buscar y alcanzar sólo lo que es bueno?
¿Puedo deseo de felicidad para todos y la envidia como puerto para nadie?
¿Puedo no encontrar alegría en la desgracia de quien
me ha hecho mal?
¿Puedo no esperar el reproche de otros,
pero ser siempre quien reprenda?
¿Puedo obtener la victoria que no perjudica a mí o a mi oponente?
¿Puedo conciliar amigos que están peleados?
¿Puedo, en la medida que puedo, dar todo lo necesario
ayudar a mis amigos y a todos los que están en necesidad?
¿Puedo no dejar solo a un amigo en problemas?
¿Puedo ser capaz de suavizar el dolor de los
asolados y darles unas palabras?
¿Me respeto a mí mismo?
¿Puedo mantener siempre el control de mis emociones?
¿Puedo yo habituarme a ser suave, y
no enfadarme con los demás a causa de las circunstancias?
¿Puedo no hablar de los impíos o lo que han hecho,
pero conocer buena gente y seguir sus pasos?

Eusebio de Cesarea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s