Por qué complicar lo sencillo?

Conversando aquí y allá la vida me muestra en boca y experiencias de otros lo tristemente dolorido del género humano, herido por la deshonestidad -o falta de honestidad según en caso- en sus actos.

Lo que resulta natural al ser humano, a mi juicio y además de su vulnerabilidad en tanto que tal, es ser honesto. Es natural ser honesto, genuinamente sincero en los actos -esta virtud no tiene que ver con contarlo todo, sino con actuar con convicción-, y humanamente vulnerable. Cierto es que esas virtudes requieren un cultivo para su permanencia en nuestros quehaceres y cierto es, también, que el entorno en que vivimos complica -en demasía diría yo- tal tarea.

Hay quien piensa que Hace falta tener un enchufe para estar en igualdad de condiciones, o que no es posible Aprobar una oposición en cualquier ayuntamiento sin tener un enchufe o, incluso, hay quien asegura que la clave del éxito personal está en tener un buen enchufe. Sin embargo, yo quisiera seguir pensando que esto, lejos de ser una regla, o aún a pesar de ser una regla en muchas más instituciones de las que pensamos, no es la norma en todos los casos.

En mi caso, he pasado por dos concursos en la ULA, el primero de ellos de credenciales hace tres años atrás y el segundo de oposición hace apenas una semana atrás. En ambos casos puedo decir que los concursos estaban arreglados. Del más reciente puedo decir que la presencia de un jurado de la Fac de Ciencias y otro de Ingeniería en un concurso de metodología estadística y computación para Ciencias Políticas me llevan a persar dos cosas: 1) en ingeniería y en ciencias se están desarrollando nuevos métodos de investigación en ciencias sociales y eso les dota  a los profesores de esas facultades con la capacidad de juzgar los conocimientos de otros en la materia, y 2) los mecanismos perversos para legimar lo ilegítimo (vaya, el fraude) en la ULA cada vez más están adquiriendo una burdez y casposidad mayores.  De la oportunidad anterior, aunque tengo mis dudas de cómo en un concurso de credenciales la persona que iba en tercera posición en credenciales pasa a la primera luego del examen escrito, diré que no puedo opinar, pues no culminé el proceso.

Irregularidades apelables a lo largo del proceso del concurso hubo varias, incluida la no publicación del jurado sino hasta el inicio de las pruebas, la relación de amistad entre dos de los tres jurados y el actual profesor de la materia,  que el que el tercer jurado -jefe del departamento de Metodología de la Facultad- dijera en -al menos- tres ocasiones que no preguntaba de estadística, pues no sabía …. Quienes han sabido de los y otros detalles más escabrosos del proceso de mi concurso, han insistido en que apelemos. Sin embargo me sigo cuestionando, tras cuatro intentos dos de ellos por concurso, si ese espacio es aquél en el que desee trabajar al graduarme ahora casi 14 años atrás.

Sigo insistiendo, el trabajo para mantener los niveles de deshonestidad cada día demanda mucho más ahínco, un esfuerzo mucho mayor … y de nuevo, lo mejor parece ser lo más sencillo. Afortunadamente no estoy en la situación de decir que “las uvas estaban amargas” ni mucho menos hablo desde la pena por haber perdido el concurso -cosa que no ocurrió, pues no hubo tal cosa como un concurso-. Creo que hablo desde el desánimo de quien habiendo pasado situaciones desagradables, y haberse desgastado pensando en que esta batalla de arreglar lo torcido y enmendar lo roto podía ganarse, se da cuenta de que en realidad todo estaba perdido antes de haber comenzado.

Sin embargo, por aquello de que mientras las cosas no ocurran en nuestro patio trasero en realidad es casi igual a que no ocurrieran, o de que si el problema se soluciona para mi está resuelto, aunque en realidad siga siéndolo, diré que pese a lo que la experiencia y los hechos me muestran, sigo pensando en que ser honesto es lo natural y ser deshonesto es un trabajo enorme … que a algunos les queda brillante.

Un comentario en “Por qué complicar lo sencillo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s