Pueblos Tristes

Desde hace días me viene a la cabeza una canción que conozco en voz de Lilia Vera. Se llama Pueblos Tristes, lleva letra y música del gran Otilio Galíndez,  y cuenta casi como fuera un fotograma, de los quebrantos, nostalgias y saudades que me vienen a la memoria de los pueblos -muy pocos debo reconocerlo- que he conocido.

Qué piensa la muchacha que pila y pila,
qué piensa el hombre torvo junto a la vieja,
qué dicen campanas de la capilla
en sus notas, que tristes, parecen quejas.

Y esa luna que amanece
alumbrando pueblos tristes,
qué de historias, qué de penas,
qué de lágrimas me dice.

En el fondo hay un santo de a medio peso,
una vela que muere en aceite sucio.
Más allá, viene un perro que es puro hueso
con ladridos del hambre que Dios le puso.

Como decía, viene a la mente desde hace días y debo reconocer que me tenía algo intrigada el por qué de su presencia en mi memoria. Yo pensaba que era una suerte de saudade porque una visita familiar reciente alborotó los recuerdos de mis padres y nuestros tiempos de familia completa, pero ahora creo que me muestra más cosas.

Como ya he dicho antes en este blog, a veces la música me asalta al despertar y cuando esto ocurre, asumo que será un buen momento en que la vida se revelará mostrando algo, quizás, ensordecedor y brillante, y en el caso de Pueblos Tristes, creo que la razón de su presencia viene revelándose desde hace algunas horas y tiene que ver con la ausencia de conciencia ciudadana.

Sigue leyendo

Anuncios

Probando y utilizando algunos Mashups … Quote-URL

Esta bien que twitter no da como para hacer chats, pero con frecuencia uno termina haciéndolo 😀 Aquí reproduzco un buen ejemplo de una sabrosa conversación entre mi usuario @petrizzo y @gabigueron gracias al uso de quoteurl.

  1. gabigueron @petrizzo @timoreilly LVR simply put: the more variety in demands, the broader the menu of answers you need to avoid being overwhelmed.
  2. petrizzo @gabigueron tal cual… ahora cómo es posible determinar en nuestros contextos latinoamericanos esas condiciones?
  3. gabigueron @petrizzo ¿cómo caracterizas los contextos latinoamericanos?
  4. petrizzo @gabigueron podría de varias formas, pero diría que desigualmente institucionalizados o en procesos de institucionalización política
  5. petrizzo @gabigueron creo que eso reduce, en mucho, el margen de prevision para situaciones futuras.
  6. gabigueron @petrizzo Falta de institucionalización implica reglas poco claras, e incentiva que busques resolver las cosas a través del poder.
  7. gabigueron @petrizzo Resolver las cosas a través del poder no ayuda a gobernabilidad (gobernanza) colaborativa – cada quien busca protegerse.
  8. petrizzo @gabigueron creo que las reglas claras no son sinónimo de abuso del poder, sino de acuerdos sociales claros y reconocidos.
  9. petrizzo @gabigueron Gobernabilidad es el resultado del modo en que se ejerce el gobierno.
  10. gabigueron @petrizzo redudando, ausencia de reglas claras desincentiva colaboración
  11. petrizzo @gabigueron por supuesto, porque favorece la búsqueda de soluciones individuales para problemas colectivos a la espera de que la solución..
  12. gabigueron @petrizzo y también desde el temor de que otro imponga “solución” individual en desmedro de derechos o necesidades propias
  13. petrizzo @gabigueron Un tema,creo,es que el espacio abierto a soluciones individuales ocurre también desde el desapego social por lo propio…
  14. petrizzo @gabigueron a menor apego social al quehacer social (a todo cuanto como sociedad se hace) mayor espacio para soluciones individuales a

this quote was brought to you by quoteurl

Reblog this post [with Zemanta]

¿Nuevos modos para los mismos quehaceres?

SiSI

Image by Mariangela Petrizzo via Flickr

Escribo este post mientras espero que el Poder Electoral se pronuncie sobre los resultados del referendo del 15 de febrero en Venezuela. Termino de escribir este post habiendo conocidos ya los resultados del referendo por la enmienda constitucional y emocionada por el compromiso ciudadano que implican.

Debo confesar que a esta hora me invade un sentimiento íntimo de complacencia y alegría por el alto índice de participación electoral. Cifras extraoficiales hablan cerca de un 80% de participación lo cual redundará oficiales ubican la abstención en un 35%, eso confirmaría aquello que he venido comentando con respecto a mi -casi- certeza de que la opción del SI superaría suficientemente los votos que el PSUV obtuvo en las últimas elecciones regionales. Sin embargo me ocupa también a esta hora el sentimiento de pena ciudadana -si tal cosa existiera- por aquellos quienes desde la postura del NO siguen sin reconocer al actual gobierno, sus instituciones y sus partícipes como parte del sistema político en el que vivimos.

Durante estos días previos a las elecciones por distintas vías electrónica he podido tener acceso a posturas encontradas en partidarios y partidarias tradicionalmente contrarios a la opción del proceso, y también en partidarios y partidarias de éste. Curiosamente he encontrado una crítica más seria desde quienes lo apoyamos que desde quienes, en términos electorales, han votado en contra, y creo que eso ha ayudado a enriquecer la deliberación y la estrategia desplegada por el Comando Simón Bolívar y por el PSUV a lo largo de esta campaña por el SI. Creo que lo que  más sorpresivo me ha resultado es la postura de algunos que, aún habiendo estado o estando actualmente en posiciones cercanas a lo que llamamos “el proceso”, para resumir la amalgama de sentimientos, emociones, espranzas y proyectos en que ciframos nuestra construcción ciudadana, anuncian que desde nuestras filas no hay crítica, hay conformismo y alcahuetería.

Sigue leyendo