Discutiendo leyes con herramientas TIL: la “Wiki deliberación”

Hace pocos días escuché por primera vez el término “wiki legislación” término que, tal parece, se deriva de entornos hackers donde los usan para denominar el proceso de deliberación y construcción colectiva de decisiones.

En realidad, y en sentido estricto, lo que ocurre en procesos denominados de “wiki legislación” es la articulación de ciudadanas y ciudadanos corresponsables, activados a través de mediación de tecnologías de comunicación habilitadas para ello. Quizás entonces, debemos hablar no tanto de “wiki legislación” sino de “wiki deliberación” pues el proceso que ocurre a través de la consulta pública de leyes, habilitada con mediación de la tecnología disponible, supone un proceso de corrección, generación de aportes, asambleas asíncronas, crítica y deconstrucción de textos legislativos más compatible con elementos de procesos deliberativos, que con procesos de disposición de leyes y otras normativas a través de espacios web editables como los wiki.

Dicho esto, es importante entonces señalar que la mera disposición de normativas en procesos de consulta pública través de herramientas web de edición como los wikis, no garantiza ni el éxito del proceso deliberativo ni mucho menos su impacto. Cierto es que, además, este proceso no pretende, ni mucho menos, sustituir otras formas de debate en la construcción de leyes.

A mi juicio, justo es señalar otros factores que inciden en inmersión ciudadana en procesos como la wiki deliberación y que corresponden al dominio sociopolítico de las prácticas y usos tecnológicos. Un breve examen a las cifras de penetración y uso de internet en Latinoamérica, muestra otros factores adicionales relativos al dominio de la técnica y que dibujan la wiki delliberación adquiriendo un sentido para ciudadanos que:

  • tengan afinidad con los temas propuestos y motivación para explorar y hacer minería de información al respecto,
  • tengan dominio sobre la tecnologia y herramienta utilizada,
  • tengan autonomía funcional e instrumental con lectura y escritura y familiaridad con la construcción colectiva de recursos y propuestas,

Así pues, la motivación, el dominio y la autonomía contribuyen a generar el arraigo observado por las ciudadanas y los ciudadanos en el uso, apropiación y construcción de las herramientas dispuestas para facilitar la deliberación política.

En este contexto, la wiki deliberación es, entonces y como venimos diciendo, apenas un componente más dentro del proceso deliberativo de políticas públicas u otras decisiones colectivas. Apenas un componente entonces, que no aspira ni debiera aspirar a sustituir el devinir propio del proceso deliberativo. En las experiencias de wiki deliberación conocidas en Latinoamérica, pocas por cierto, resulta interesante destacar que el proceso de deliberación se enriquece por su habilitación a través de herramientas web, y que el uso de éstas dinamiza el proceso mismo pues resulta atractivo a ciudadanas y ciudadanos que, en otras circunstancias pudieran declararse como desafectos a reuniones o asambleas con propositos deliberativos.

Existe, por tanto, un proceso sinergético de producción de conocimiento de modo generalmente propositivo en torno a la deliberación que, como venimos diciendo, se enriquece por la introducción de las TIC, puesto que habilita otros espacios para concurrencia de ciudadanas y ciudadanos en actividadesreflexivas asíncronas sobre los temas debatidos.

 

Ley de Telesalud en Venezuela.

Desde el año 2005 conozco del interés que investigadores apoyados por organismos nacionales como el Ministerio de Ciencia y Tecnología por avanzar en el desarrollo e implementación de soluciones de tecnología de información y comunicación aplicadas a la solución y atención temprana a incidentes de salud en poblaciones inaccesibles de otro modo a un diagnóstico especializado. En esos años, se hablaba con mucha insistencia en acercar servicios sanitarios enlazados a través de telefonía móvil, por ejemplo, de tal forma que un médico local pudiera tener asistencia remota en el diagnóstico y atención sanitaria primaria a un paciente.

Hoy día asistimos a la invitación de la Asamblea Nacional al debate de la llamada “Ley de Telesalud”, debate que es asistido por eventos regionales y locales, y también por un proceso de wiki deliberación.

Debo decir que aunque el debate no me sorprende, hay varias carencias en la redacción del texto que es necesario denunciar. La primera falta en el texto es la declaración explícita que las tecnologías a iplementar en la disposición remota de servicios de salud, será bajo criterios de tecnologías de libres, en concordancia con lo dispuesto por la llamada Ley de Inforgobierno, aprobada en 2013. La Ley evade fijar una posición clara al respecto. Esto es un verdadero problema.

Sin embargo, creo que no resulta un problema menor el que conceptos como “telesalud” (sic) y “telemedicina” (sic) sean explicados casi como sinónimos. Esto supone una segunda carencia del texto propuesta. Más allá de una corrección sintáctica: “telesalud” no es una palabra en castellano por tanto debiera escribirse como dos palabras o una palabra compuesta separada por guión; hay un tema de fondo y es que el texto de la ley no es clara en lo que pretende regular. Atendiendo al registro estricto de lo que una ley es: la regulación formal de situaciones conocidas de orden colectivo, el que el texto no esté claro ni arroje claridad sobre el tema en cuestión, pareciera ser muestra de que no se trata de un tema sensible o, al menos, conocido por la sociedad venezolana y/o el cuerpo legislativo que propone el texto.

Una tercera y última ausencia tiene que ver con la no claridad con respecto al derecho del colectivo a exigir que sus datos no sean utilizados por empresas farmacéuticas, por ejemplo, para investigación y desarrollo de sus productos. Aunque la propuesta de ley es clara en cuanto a la protección de los datos individuales, garantizando el anonimato, quedan algunos huecos relativos a si esos datos, aun sin ser enlazados a identidad alguna, podrán ser entregados a empresas privadas de sector sanitario.

No es objeto de este artículo detallar otras observaciones que he presentado a la propuesta de Ley. Estas pueden observarse desde este enlace. Lo que si considero que debo traer aquí, son algunos problemas que observo en el texto propuesto y el proceso habilitado para su deliberación ciudadana. En especial porque estos problemas tienen que ver con lo que comentamos antes eran factores que hacían relevante al ciudadano la habilitación de espacios de wiki deliberación:

  • Si hablamos la falta de afinidad con el tema propuesto y de motivación para explorar y hacer minería de información al respecto, es no sólo un factor que puede ayudar a comprender el desinterés hacia este proceso deliberativo, pero puede resultar también un punto de atención necesaria para la Comisión Parlamentaria proponente del texto. Como hemos dicho antes, si la población no es sensible a el tema de la telesalud (sic) como problema, su motivación al debate es tendiente a cero. Cabe preguntarse, entonces, si no resulta pertinente dar un paso atrás, reformular la propuesta y presentarla al pueblo cuando exista la necesidad de una regulación sobre el tema porque la motivaciones ciudadanas estén activas y dispuestas a ejercer corresponsablemente la actividad deliberativa.
  • Sin embargo, siendo que hems dicho antes que el proceso de wiki deliberación adquiere sentido en espacios donde las ciudadanas y ciudadanos tienen dominio sobre la tecnologia y herramienta utilizada, para el caso de Venezuela deberíamos asumir que el escaso hábito de los ciudadanos a participar propositivamente a través de wikis o espacios de escritura colaborativa tiene un peso importante en la escasa movilización digital propositiva de voluntades hacia esta propuesta de ley. Si evaluamos la familiaridad con la construcción colectiva de recursos y propuestas, podemos afirmar que es una consecuencia casi natural de lo anterior.

La wiki deliberación, como vemos, no parece resolver el asunto siempre pendiente de pensar en cómo involucrar en procesos de formación de leyes, motivar la corresponsabilidad y garantizar la autonomía de los ciudadanos en ello. Parece entonces que la deliberación política, como ya hemos dicho antes [1], nos remite la necesidad de revisar el proceso de generación de capacidades ciudadanas a los cuales contribuyen los multifactoriales procesos de aprendizaje formal e informal que convergen en la formación de ciudadanos.

 

 

————

[1] Palm, F. y Petrizzo, María A. (2010) Ways of Citizen Learning: Political Deliberation on the Internet. en Systems Think and e- Participation: ICT in the governance of society. Pachón-Cordoba, José (ed). United Kingdom: ICI Gobal.

Anuncios

El Aprendizaje va por dentro

Comparto una excelente reflexión de Douglas Bolívar.

El aprendizaje va por dentro

Se cansan de decir los analistas electorales que la abstención a quien perjudica es al chavismo. Y es cierto. Es un hecho científico, pues las estadísticas lo sostienen. Y es un dato sobre el cual el antichavismo sustenta su chance… y su estrategia. Y ha tenido éxito, como también puede demostrarse científicamente, como haremos más adelante en estas líneas.

La oposición aspirará su tercer éxito este 7 de octubre con la misma estrategia, es decir, estimulando y actuando sobre la abstención en el chavismo. Y ese será su gran error: el chavismo se ha abstenido por su enorme capacidad para discernir la realidad, por su elevada conciencia crítica. Con estos talentos, el chavismo ha incurrido en varios hitos políticos: le ha dicho no y no a candidaturas propuestas por el mismísimo Chávez. Y si ha sido capaz de meterle un parao a Chávez, ¿podrá engañarlo la oligarquía poniéndose un disfraz de izquierda?

“Cómo habrá cambiado este pueblo en estos 12 años que la derecha tiene que disfrazarse de izquierda”, viene insistiendo Chávez. Fenomenal resumen. Si es por el pueblo, la Revolución está sobradamente garantizada, en tanto que es imposible que la estrategia imperial pueda incidirlo.

Sólo que la oligarquía no ha actuado directamente sobre el pueblo, sino sobre la dirigencia. En verdad, lo poco que hemos perdido debe ser anotado en la cuenta de la dirigencia. Veamos.

Te acordarás que durante la jornada de votación por la reforma constitucional de 2007 la agencia de noticias Reuter puso a circular una nota según la cual la propuesta de Chávez había sido aprobada. La información se había puesto a circular a eso de la una de la tarde y en menos de una hora se había expandido por el planeta entero. Nadie de los nuestros salió a enfrentar aquella maniobra y la jornada fue transcurriendo en medio de aquella certeza que en horas de la noche comenzó a desmoronarse inexplicablemente.

Resultaba lógico que nadie del comando revolucionario saliera a encarar el despacho informativo de Reuter, porque se pensaba sinceramente que la noticia estaba perfectamente ajustada a lo acontecido. Así estaba científicamente amparado en las muestras científicas denominadas exit poll.

Los exit poll son infalibles, siempre que la muestra que se tome no esté contaminada. Ese domingo de la reforma la oposición había producido una brillante alteración: usó a los estudiantes manos blancas para desmovilizar el voto opositor familiar en un rango de horario en que se tomaron los exit poll de la mañana. A las 3 pm comenzaron a regresar a los centros de votación y nos propinaron una derrota. Esto que cuento no es una especulación mía: embriagados por la victoria, los antichavistas se regodean de sus goles de penalti: escuchamos en Globovisión a Ricardo Sánchez relatar cómo los estudiantes habían cumplido la instrucción de hacer bulla en la mañana y unas horas después irse a sus casas a detener a sus mayores para sacarlos en cambote después de las 2 pm. Las curvas del flujo de votos de ese día reafirman esto.

La oposición volvió con su receta en septiembre de 2010 (en febrero de 2009 no pudieron porque hasta ellos mismos apoyaron la enmienda). Había expectativa en el chavismo por alcanzar 111 curules para tener la mayoría absoluta. Se acudía a la cita con dudas.

Pero las dudas fueron despejadas a principio de tarde: revise usted las cuentas Twitter de casi todos los dirigentes de la revolución y constatará el caudal de mensajes rebosantes de optimismo. Para sorpresa de nosotros mismos, se nos informaba que teníamos asegurados hasta 120 puestos. Desconcierto monumental.

La oposición lo había vuelto a hacer: inoculó el veneno del triunfalismo en nuestras vocerías mediáticas y provocó la desmovilización del pueblo chavista. Seguramente intentará aplicarnos la misma este 7 de octubre. Ojalá que nos agarre más despiertos.

Douglas Bolívar

Miedo no…!

Del Consejo Federal de Gobierno y su papel.

El reinicio de las tareas de organización del Consejo Federal de Gobierno ha ocurrido no sin polémica en algunos medios de difusión de información (incluído los medios de comunicación, pero también las plataformas de redes sociales como twitter, facebook y similares), en torno, fundamentalmente, a las razones de la demora en su constitución. Antes de pasar a refutar los argumentos que he visto se esgrimen para explicar no sólo la demora en organizar el Consejo Federal de Gobierno, sino también para explicar su realización en este momento, me gustaría contextualizar el momento político en que ocurre la convocatoria a la constituyente, lo que ésta implica y lo que a grosso modo, en términos de instituciones del Estado hemos evidenciado en los últimos 10 años.

Imagen tomada de VTV

Del proceso constituyente en la Venezuela de finales del siglo XX.

En términos rasos de su definición, un proceso constituyente busca construir (o reconstruir mejor dicho) los vínculos entre el Estado y la sociedad a partir de la definición del norte o proyecto social que dará sentido a la nación, y el modo en que ese proyecto será articulado a través de las instituciones administrativas y políticas del Estado. Los llamados a constituyentes persiguen, en resumen, la reorganización del Estado y el establecimiento de nuevos acuerdos entre Estado y Sociedad sobre la base de las tareas necesarias para la construcción de nuestro quehacer sociociudano.

Sigue leyendo

Caramba … caramba … la lluvia sigue

Supe anoche por Gilberto Rebolledo de la muerte de Otilio Galíndez … y luego de pensar un Caramba!! quedaba la voz del recuerdo de alguna de sus canciones .. Quizás “Caramba mi amor” sea la que más nos suene a muchos y en mi caso diré que acompañaba algunas mañanas al escuchar radio mientras alistaba mi mochila del colegio y preparaba mi desayuno durante el bachillerato.

He leído el excelente y sentido artículo de Morelis Gonzalo al que enlazo para quien lo quiera leer al recordar a Otilio.

Dejo aquí un precioso arreglo de ese Caramba, interpretado por el Coro Universitario IUT Agro-Industrial de San Cristóbal. Y la hermosa letra ..

Caramba mi amor caramba

Lo bello que hubiera sido

Si tanto como te quise

Así me hubieras querido.

Caramba mi amor caramba

Las cosas que nos perdimos

Los chismes que sólo escucho

Entre las piedras y el río

Caramba mi amor caramba

El viento con las espigas

Aroma de caña fresca

Y amargos de mandarina

Otilio Galíndez

Share this Post

¿Nuevos modos para los mismos quehaceres?

SiSI

Image by Mariangela Petrizzo via Flickr

Escribo este post mientras espero que el Poder Electoral se pronuncie sobre los resultados del referendo del 15 de febrero en Venezuela. Termino de escribir este post habiendo conocidos ya los resultados del referendo por la enmienda constitucional y emocionada por el compromiso ciudadano que implican.

Debo confesar que a esta hora me invade un sentimiento íntimo de complacencia y alegría por el alto índice de participación electoral. Cifras extraoficiales hablan cerca de un 80% de participación lo cual redundará oficiales ubican la abstención en un 35%, eso confirmaría aquello que he venido comentando con respecto a mi -casi- certeza de que la opción del SI superaría suficientemente los votos que el PSUV obtuvo en las últimas elecciones regionales. Sin embargo me ocupa también a esta hora el sentimiento de pena ciudadana -si tal cosa existiera- por aquellos quienes desde la postura del NO siguen sin reconocer al actual gobierno, sus instituciones y sus partícipes como parte del sistema político en el que vivimos.

Durante estos días previos a las elecciones por distintas vías electrónica he podido tener acceso a posturas encontradas en partidarios y partidarias tradicionalmente contrarios a la opción del proceso, y también en partidarios y partidarias de éste. Curiosamente he encontrado una crítica más seria desde quienes lo apoyamos que desde quienes, en términos electorales, han votado en contra, y creo que eso ha ayudado a enriquecer la deliberación y la estrategia desplegada por el Comando Simón Bolívar y por el PSUV a lo largo de esta campaña por el SI. Creo que lo que  más sorpresivo me ha resultado es la postura de algunos que, aún habiendo estado o estando actualmente en posiciones cercanas a lo que llamamos “el proceso”, para resumir la amalgama de sentimientos, emociones, espranzas y proyectos en que ciframos nuestra construcción ciudadana, anuncian que desde nuestras filas no hay crítica, hay conformismo y alcahuetería.

Sigue leyendo

Mas razones por el SI

Seguro al pediatra de Abril le sorprenderá como a mi que yo haya tenido acceso a este material que preparó. Pedí autorización a quien me lo envió, así como su consejo sobre si colgarlo o no, bien se sabe que en Venezuela un@ a veces incomoda hasta respirando. Con su respuesta afirmativa, y advirtiendo a los lectores que podrán encontrar sarcasmo hacia el discurso por el “no”, lo publico aquí.

DIEZ RAZONES PARA EL SÍ

(versión oficial modificada)

  1. Sí, porque, aceptemos la verdad, esta Revolución se volvió de un sólo hombre, ya tenemos nuestro Napoleón Emperador.
  2. Sí, porque sólo confiamos en Hugo I, en el resto percibimos demasiada infamia y traición.
  3. Sí, porque este hombre-revolución-monarquía, es el único inmune a esa gangrena letal que llamamos oposición.
  4. Sí, porque sin su presencia en Miraflores, sin su reinado, la riqueza volverá a repartirse más injustamente que ahora, eso tememos y con bastante razón, es que no confiamos en santos de rojo, mucho menos en otros santos vestidos de nazarenos.
  5. Sí, porque nuestro monarca fue capaz -¿el solito?- de otra gesta independentista, ganamos soberanía, ¿quién puede negarlo?
  6. Sí, porque nuestra Encarnación de la Verdad destruyó el antiguo orden, infame y maligno, y preferimos esta caótica anarquía.
  7. Sí, porque sentimos gratitud, porque aún recordamos al hombre humilde que se encumbró defendiendo a los humildes, al que nos convocó y reunió sin partidos ni ataúdes ideológicos (PSUV), porque aún reconocemos en este monarca al hombre revolución.
  8. Sí, porque quienes le adversan jamás podrán convencernos, sus viles palabras ya están gastadas, por cuarenta años nos engañaron, no más.
  9. Sí, porque nos prometimos que jamás volverán, y sólo su Graciosa Majestad es garantía de que así sea.
  10. Sí, porque no hay otra posibilidad: abstenerse es un mensaje equívoco porque con ello se dice: “me da lo mismo”, y no es lo mismo; porque abstenerse es aceptar: “no tengo escogencia”, y sí la tengo: escojo esta monarquía porque aún tiene espacio para la esperanza, porque con todos sus defectos y su anárquica libertad, aún puede ser cura para el país que parió la democracia farsante de la IV República: el país prostituta, el país ladino, el país indiferente, el país asesino, el país ladrón, el país alcohólico, el país patán, el país irresponsable, el país sin pueblo. Así pues, ¡Viva el Rey!, pero que tema, porque su Corona no se la puso Dios.

Akbar Fuenmayor
(Médico, Pediatra, IHULA; Mérida)

Yo ya voté. Por ella y por sus hermanos.

Pensaba ir tempranito a votar, pero ya se sabe: es domingo y hay ropa y corotos por lavar, cocina por limpiar, correos por responder, proyectos por revisar, casa por recoger, tweets que postear, música que escuchar y bueh! finalmente salimos luego de las 11am a votar y pues al final no votamos sino hasta algo después de las 11:45am.

Por ella, por sus hermanos...

Por ella, por sus hermanos...

Nuestro centro de votación no es en un lugar en el que, tradicionalmente, gane mi opción política. Soy de izquierda -y reconozco muchas de nuestras faltas- y pues en mi centro de votación hay que irse de bajo perfil, porque sino, uno acaba linchado, como casi nos pasó meses atrás luego de los resultados del referendo por la reforma Constitucional. En fin, que de bajo perfil y con mi Abril nos fuimos a votar hoy por la mañana y aún de bajo perfil, no dejé de sentirme sumamente incómoda con la presencia de algunas personas uniformadas con franelas “manos blancas” por delante y “100% estudiantes” por detrás, “ayudando” a los votantes a conocer cómo votar a través de la entrega de un tarjetón-chuleta. Doy fe que entre los más de 100 personas que había entre todas las colas no había nadie identificado con franelas alusivas a ningún candidato de izquierda, y si reconocí varios de izquierda allí. Incluso los presentes relataban cómo tuvieron que pitar al candidato a gobernador de la “unidad” William Dávila (el candidato X de un post anterior) porque luego de llegar con su equipo de camarógrafos, pretendía entrar a votar sin hacer cola. Vaya!

100% estudiantes.. si, claro..

100% estudiantes.. si, claro..

Lo que para mi resultó ser sumamente incómodo, se transformó en insoportable horas después. Claramente dispuestos de manera cabillera, provocativa e insidiosa, aún en nuestro centro de votación donde lamentablemente siempre gana la opción de la oposición -sea cual sea porque la cosa es ir contra de Chávez-, su presencia resultó en un altercado importante cuando alguien de una de las colas de votación se quejó por la insistencia de estas personas en incidir en su voto. Se originó una discusión sobre si debía o no entregarse una chuleta en el momento previo a la votación, si debía o no explicarse “cómo” votar, si el elector tenía o no derecho a escoger y averiguar las cosas por su cuenta y demases… en menos de cinco minutos y en medio de la confusión, ya estaban los “100% estudiantes” dentro del centro de votación escondidos tras las rejas y un grupo de Tupamaros -identificados como los “gorilas”- afuera del centro intercambiando consignas e insultos.

Los de dentro del centro prometían calma y en cuanto el grupo de Tupamaros y franelas rojas se alejaban un poco, se acercaban de nuevo a las rejas del liceo desde dentro y gritaban  consignas en contra del Presidente Chávez y su Gobierno … entre las que se escuchaban dos cuadras arriba estaban aquella de “va a caer…” y un largo etc que me da pereza repetir.

Chuleta de la "unidad"

Chuleta de la unidad?.. como quieran..

Al final escuché de fuente de la gente del Plan República destacado en el lugar cómo ellos habían terminado siendo más duros con nuestros grupos de izquierda que con la misma gente de oposición, aunque estos últimos dijeran todo lo contrario, y al llegar a mi casa, supe del show que armaron algunos de oposición frente al CNE, pidiendo que se cierren las mesas cuando no les corresponde a ellos decidirlo y cuando hasta el viernes, hasta ayer mismo, el CNE era el árbitro confiable. Es penoso ver cómo esos grupos de oposición juegan con todos nosotros y cómo no dudan, en función de su control de medios de comunicación, comenzar a difundir rumores de camino como verdades absolutas.

Sin embargo, no puedo menos que estar de acuerdo con Wladimir Acosta cuando ha afirmado que, hasta ahora, este es el gobierno que ha sido más blandengue con la oposición, y donde habiéndosele dado todas las garantías y todo cuanto pedían en términos de exigencias electorales, aún siguen quejándose del árbitro.

Para mi, convencida de que el único camino posible es el de la izquierda, esos grupos que se llaman de la oposición cada vez son más grupúsculos de caprichosos que necesitan una buena dosis de madurez cívica que, por otro lado, dudo que alcancen en algún momento.